imgBlur

Dividendos de la banca panameña crecieron 579,88% con respecto a los percibidos en febrero 2021

31 de marzo de 2022

Resultados del Centro Bancario Internacional Panameño (CBI), realizado por Global Scope, C.A., con los Estados Financieros al cierre de febrero 2022, sin incluir los saldos consolidados con sus oficinas y sucursales en el exterior. Está basado en 63 instituciones que componen el CBI: 2 Bancos Oficiales, 42 Bancos de Licencia General y 19 Bancos de Licencia Internacional.





Índice de Precios al Consumidor (IPC)





El IPC Nacional Urbano está determinado en 106,7, presentando una variación de 0,69% con respecto al mes de enero de 2022 y una variación interanual de 2,74%.





El IPC en el Resto Urbano está determinado en 108,3 presentando una variación mensual de 0,81%, mientras que su variación interanual mostró un incremento de 2,96%.





El IPC en los Distritos de Panamá y San Miguelito está determinado en 105,8, mostrando un incremento de 0,61% con respecto al mes anterior, mientras que la variación interanual fue de 2,48%.





Sistema Financiero





En febrero de 2022 el total de activos del Centro Bancario Internacional (CBI) panameño presentó una variación positiva de 3,45% con respecto al mismo período del año anterior. En comparación con el mes anterior, el saldo se mantuvo virtualmente inalterado, reflejando una variación negativa de 0,01%, cerrando de esta manera en $ 134.935,82 MM.





Resaltan los activos líquidos del sistema, los cuales presentaron contracciones mensuales e interanuales de 4,09% y 8,15%, respectivamente. Las inversiones en valores por su parte se incrementaron en un 13,46% interanual, impulsadas por las inversiones en valores en el extranjero (+19,21%). La cartera crediticia se mantiene como la principal partida del total de activos, representando el 54,52%, con un valor de $ 75.000,45 MM.





Las partidas del pasivo presentaron variaciones negativas en relación con el mes de enero 2022, obteniendo de este modo un nivel de pasivos 0,03% inferior ($ 119.073,48 MM). Interanualmente el total pasivos creció un 3,73%, gracias en parte al crecimiento del 11,71% observado en las obligaciones.





Los depósitos representan el 82,76% del total pasivos, seguidos por las obligaciones (14,06%) y otros pasivos (3,18%). Los depósitos se mantienen en mayor medida en depósitos locales (65,54%) valorados en $ 64.584,44 MM, mientras que los depósitos en moneda extranjera alcanzan la cifra de $ 33.960,65 MM, representando el 34,46% restante.





El patrimonio fondea el 11,76% del total de activos, manteniendo un valor de $ 15.862,34 MM.





Con respecto a la distribución de los depósitos, los particulares representan la mayor proporción (75,87%), seguido por los oficiales (13,93%) y por último se encuentran los interbancarios (10,21%).





Mensualmente, los depósitos oficiales disminuyeron 2,52%, ubicándose en $ 13.723,43 MM, mientras que los interbancarios disminuyeron en 1,95%, cerrando en $ 10.059,00 MM y los particulares presentaron baja volatilidad (-0,74%), para ubicarse en $ 74.762,65 MM.





Pese a observarse una caída del 0,21% de los ingresos por intereses, la disminución del 5,88% de los egresos por intereses permitió obtener ingresos netos por intereses 6,50% superiores a los obtenidos en el año anterior ($ 188,10 MM).





La partida otros ingresos reflejó un aumento considerable del 76,53%, al obtener dividendos de $ 182,43 MM (+579,88%).





Los egresos generales de $ 214,40 MM abarcan el 44,50% de los ingresos de operaciones, resultando en una utilidad del período, después de provisiones por cuentas malas de $ 72,51 MM, de $ 194,90 MM. En comparación con el año anterior el resultado del ejercicio refleja una mejoría significativa del 103,95%.